La búsqueda incesante por encontrar la dieta milagrosa que elimine casi por arte de magia esos molestos kilos de más es el día a día de muchas personas. Por esta razón existen una serie de normas básicas de alimentación para adelgazar que conducen por el camino correcto a quienes sueñan con tener las medidas perfectas.

Sustituir Grasas Animales

Las grasas de origen animal suelen aumentar los niveles de colesterol y por ende contribuyen a la aparición de enfermedades cardiovasculares y a la acumulación de tejido adiposo. Pero, los aceites obtenidos a partir de fuentes vegetales como el girasol, soja, oliva, almendras y palma son aliados para controlar los niveles de colesterol en la sangre. A partir de estas características podemos concluir que una buena opción sería eliminar el consumo de aceites y grasas animales para empezar usar aceites vegetales.

Disminuir el Consumo de Sal

El consumo de sal en exceso perjudica altamente a la salud, siendo la causa de enfermedades renales, elevación de la tensión arterial y alteraciones a nivel general. También participa en el aumento de peso debido a la acumulación de líquidos en el organismo. Por estas y muchas otras razones se recomienda disminuir la sal empleada para la elaboración de platos y comidas.

Equilibrar el Ejercicio y la Alimentación

Hacer ejercicios no es indicativo de que puede comer más; ya que si el consumo diario de calorías es muy elevado no lograremos adelgazar. Tampoco se trata de comer menos, se trata de comer mejor. 

No Abusar de lo Permitido

Los productos como mantequilla, embutidos, comidas rápidas, salsas con harinas, postres, bebidas alcohólicas, bebidas energizantes y carnes fritas deben ser eliminadas casi por completo. También es necesario tener en cuenta que de lo permitido no se debe abusar ni comer en exceso; especialmente las frutas que poseen un alto contenido de azúcares.

Normas básicas de Alimentación para Adelgazar

Controlar la Ansiedad

La ansiedad se produce cuando estamos iniciando algún plan de vida para adelgazar. Se caracteriza por ser una sensación de hambre voraz al caer la tarde producida por los niveles bajos de glucosa en la sangre. Para evitar los efectos rebote que provocan el efecto contrario a adelgazar se pueden consumir alimentos ricos en nutrientes que aportan la sensación de saciedad en esos momentos de desesperación.

Invertir las Proporciones de las Comidas

Invertir el orden alimenticio es una de las normas básicas de alimentación para adelgazar más importantes: Desayunos abundantes, Comidas moderadas y Cenas más reducidas. De este modo podemos proporcionar al cuerpo la energía necesaria para realizar todas las actividades pautadas. Al mismo tiempo seremos menos propensos a presentar cuadros fuertes de ansiedad por las tardes.