En el campo de la medicina el dolor de cabeza es denominado bajo el término de cefalea. Este no se trata de una enfermedad sino de una manifestación clínica cuya desencadenante puede ser una patología u otras situaciones que desestabilizan la salud de los individuos. 

Las razones médicas que suelen ser causal directo de este proceso sintomatológico pueden ir de las más sencillas hasta casos de complejidad mayor, que realmente ponen en peligro la integridad física de las personas. 

Los tipos más comunes de dolor de cabeza

Cefaleas primarias

Las cefaleas primarias son el tipo de dolor de cabeza más común y se presentan en un 80% de los casos que acuden a consulta médica. 

Generalmente son producidas por una causa simple, es decir que no se deben a lesiones graves o enfermedades complejas y además no necesitan de algún fármaco potente para desaparecer, pues son aliviadas de manera espontánea.

Entre las cefaleas primarias se encuentran el dolor de cabeza tensional originado por situaciones de estrés; los dolores de cabeza en racimos que son iguales a los tensionales pero en mayor intensidad; y las migrañas que son los más frecuentes. 

Cefaleas secundarias

Dentro de esta clasificación encontramos los dolores de cabeza cuyas causas son traumatismos craneoencefálicos, trastornos psiquiátricos o patologías clínicas de gravedad.

El dolor de cabeza y los mejores remedios para tratarlo

Remedios Naturales contra el dolor de cabeza

La efectividad de los analgesicos que encontramos en el mercado farmacéutico para tratar el dolor de cabeza es innegable; sin embargo para quienes no quieren seguir dependiendo de ellos existen otras alternativas igual de efectivas que son ofrecidas por la naturaleza.

Manzanilla

Una infusión de manzanilla es el remedio natural más idóneo para aliviar la migraña. Esta planta ayuda a relajar el sistema nervioso actuando como sedante.

Para prepararla solo basta con agregar unos 50 gramos de manzanilla en una taza de agua caliente para obtener todos los beneficios de este té. 

Lavanda

El dolor de cabeza tensional desaparece fácilmente con la aplicación de un poco de aceite de lavanda sobre ambas sienes; sus efectos relajantes actúan sobre el sistema nervioso liberando toda la carga acumulada.

Menta

La menta tienen un efecto analgésico regulando el flujo sanguíneo, por esto un masaje con su aceite esencial sobre las órbitas oculares, sienes, nuca y detrás de las orejas es una acción potente contra la migraña. También ayuda inhalar por unos minutos el aroma que emite.