El pequeño cuerpo de los bebés en sus inicios de vida no funciona de la misma manera que el de los seres humanos adultos, siendo las reacciones ante la administración de medicamentos uno de los signos más evidentes sobre esto sobre todo en los casos de tos en los bebés; manifestación clínica que comúnmente altera a los padres más de la cuenta. 

Los especialistas desde siempre han recomendado que no se administre ningún tipo de medicina para contrarrestar la tos en los bebés, pero pese a esta contraindicación médica los laboratorios no dejan de fabricar compuestos químicos de uso pediátrico destinados a este fin. 

Como padres siempre buscamos que nuestros hijos se mantengan en un estado de salud óptimo que no sea impedimento para que disfruten de todo el mundo que apenas comienzan a descubrir. Por eso cuando algún conocido nos cuenta que encontró la solución para la tos en sus hijos (ya sea un remedio natural o farmacéutico) queremos salir corriendo a probar si a los nuestros le funcionan; pero debes saber que todos los organismos son diferentes y lo que pudo funcionar para una persona puede que no haga lo mismo con otra. 

¿Son efectivos los fármacos contra la tos en los bebés?

No es una cuestión de efectividad sino de que los efectos colaterales pueden llegar a perjudicar la salud de los infantes a un nivel mucho más elevado que antes de darles el medicamento. 

tos en los bebés y los medicamentos

Los especialistas sugieren que la administración de medicamentos inicie a partir del momento en que se ha logrado identificar claramente que la causa de la afección no se trata de ningún resfriado, gripe o alergia sino de una patología mucho más grave que el cuerpo no puede combatir por sí solo. 

¿Se puede optar por remedios naturales?

Existen muchos remedios naturales que se han ganado la fama de ser excelentes alternativas para aliviar la tos; pues muchos adultos los han probado y obtenido los mejores efectos curativos. 

Pese a esto, es erróneo pensar que algo solo por ser “natural” es más efectivo o no tendrá ningún efecto negativo sobre la salud. Lo mismo que sucede con los medicamentos de origen farmacéutico pasa en este caso; no está recomendado el uso de remedio caseros contra la tos en los bebés; pues sus principios activos no han sido estudiados debidamente por profesionales y no se sabe sobre las posibles reacciones adversas que provocan.