La caída del cabello es una de las patologías más temidas por las personas. El hecho de quedar con poco o nada de pelo es realmente aterrador. Normalmente el ser humano promedio pierde entre 100 a 200 hebras durante el día. Pero cuando esta cifra se vuelve mayor es necesario intervenir mediante el uso de sustancias que fortalezcan la salud del cuero cabelludo para evitar la pérdida excesiva de este.

Un gran método para lograr que tus cabellos se queden en tu cabeza, es fortalecer la salud del cuero cabelludo mediante el uso externo de sustancias naturales que nos ofrecen muchas plantas.

Caída del Cabello: Causas y Métodos para Evitarla

3 Mascarillas para controlar la caída del cabello

Mascarilla de huevo, yogur y limón

Está mezcla se encarga de revivir la vitalidad del cabello, aportando brillo, fuerza y controlando el molesto frizz. Los componentes que hacen parte de los ingredientes a utilizar la convierten en una muy buena opción para controlar la caída del cabello, ya que es una gran fuente de vitaminas A y E, proteínas y antioxidantes.

Su preparación es muy fácil, solo basta con mezclar muy bien los ingredientes hasta formar una pasta homogénea. Posteriormente se aplica desde la raíz a la punta, haciendo masajes circulares en el cuero cabelludo para activar la circulación sanguínea de este.

Mascarilla de sábila y aceite de resino 

Son ingredientes totalmente naturales que ayudan a mejorar la salud del cabello de forma muy eficaz. La sábila es un profundo hidratante utilizado para varias funciones relacionadas a la belleza, pues aporta brillo y suavidad además de que contiene muchas vitaminas. El aceite de resino por su lado, previene la caída e hidrata debido a sus ácidos grasos mientras humecta y nutre, además sirve para eliminar el exceso de caspa. También contribuye en el crecimiento del cabello debido a que abre las cutículas capilares para que estas absorban todos sus nutrientes. Se recomienda realizarla 2 veces por semana

Mascarilla de plátano 

El plátano es una buena herramienta para el uso cosmético, pues contiene potasio, antioxidantes, vitaminas y aceites naturales que frenan la caída de la cabellera.  Para su preparación se mezclan dos plátanos maduras, una cucharadita de miel y una de aceite de coco en la licuadora, hasta que se integren muy bien. Se aplica en el cabello dejando actuar por una hora y posteriormente se lava con agua tibia.