La chaya es también llamada “Árbol de la espinaca mexicana” es una planta muy buscada por sus hojas medicinales, procedente del continente americano con un arbusto que puede medir de dos a tres metros, mayormente se usa en México.

Las hojas de la chaya son especialmente para la alimentación y se utilizan al igual que otras, teniendo un sabor mucho más intenso. En la cultura de todos los países siempre ha existido el uso de plantas medicinales y en especial las milenarias que curaban la mayoría de patógenos con estas.

Dicho esto, la chaya es considerada como quizá, la planta más nutritiva siendo rica en hierro, potasio, calcio, proteínas, fibra, vitamina C y caroteno.

la chaya

¿Cómo se preparan las hojas?

Antes de comerse las hojas de chaya hay que tener en cuenta que en caso de que se coman crudas, estas contienen glucósidos tóxicos como, por ejemplo, el ácido cianhídrico que se acumula en el cuerpo de la misma manera que lo hace el plomo, lo cual es muy dañino para el organismo, por lo que hay que hervirlas previamente. Sin embargo, se pueden comer algunas que otras en pocas cantidades mezcladas con jugo de naranja entre otros.

Beneficios de la chaya

  • Las propiedades de la chaya hacen que esta mejore la circulación sanguínea
  • Ayuda muchísimo a la digestión de alimentos.
  • Si se junta con el maíz y la pepita de calabaza puede ser un alimento que subsista al ser humano durante mucho tiempo.
  • Descongestiona y ayuda a curar infecciones pulmonares.
  • Previene la anemia gracias a su gran valor alimenticio.
  • Sus nutrientes son claves para personas que sufran artritis, pues la chaya aumenta el calcio en los huesos.
  • Para las personas diabéticas, la chaya mejora el metabolismo ayudando muchísimo con dicha enfermedad.