La tos con flema o la tos seca no se tratan de una patología, en realidad constituyen uno de los medios de defensa que tiene el cuerpo humano. Se produce en un intento por despejar la garganta y las vías aéreas cuando algún cuerpo extraño o sustancia se encuentra bloqueando su luz.

Casi todos los seres humanos hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas algún episodio de tos; dicho proceso es desencadenado por contracciones musculares en la región torácica que aumentan la presión en el área pulmonar, originando el característico sonido que delata la tos. 

¿Qué es la tos con flema?

Cuando nos referimos a la tos con flema hablamos de ese tipo de tos que al producirse viene acompañada con la expulsión de moco. 

Esta por lo general está asociada a otros síntomas como sonidos sibilantes en el pecho, dificultad respiratoria, congestión nasal y sensación de pecho apretado. 

Tos con flema: todo lo que debes saber

La aparición de tos con flema puede atender a diferentes causas pero la mayoría de ellas es identificada según el aspecto y la coloración que contenga la mucosidad expulsada. 

Remedios naturales contra la tos con flema

Jengibre

La popularidad del jengibre como remedio contra la tos se remonta a épocas antiguas; desde entonces es sabido que la raíz de jengibre contiene propiedades antiinflamatorias; por lo tanto actúa relajando las vías respiratorias. 

Se usa en infusión, endulzado con un par de cucharadas de miel de abejas pura. 

Cebolla

Entre las maravillosas propiedades que contiene la cebolla como agente medicinal se destacan sus efectos antiinflamatorios y mucolíticos; pues está compuesta por flavonoides que son responsables de otorgarle dichas características. 

Su uso contra la tos con flema es muy sencillo y sin consumirla directamente obtendremos los mejores resultados. Solo basta con cortar en trozos una cebolla grande y colocarla en un tazón para inhalar los vapores que emite, cerca de la cama durante toda la noche. 

Miel

En casi todas las recetas de remedios caseros con diferentes fines aparece esta magnífica sustancia como protagonista; no es para menos pues la miel está dotada de ingredientes activos que funcionan eficazmente en la salud del cuerpo humano.

Para la tos con flema es un excelente aliado pues desinflama las vías respiratorias y ayuda a expectorar la mucosidad de los pulmones. 

Se pueden tomar un por de cucharadas por la mañana y otro par por la noche para aliviar la tos.