¿Una copa de vino para la salud? Sí, sí has leído bien. Contrario a lo que se piensa, este no solo aporta calorías vacías y alcohol. Una copa de vino contiene gran cantidad de macronutrientes y antioxidantes que en consumo moderado proveen al organismo beneficios muy óptimos para la salud.

Una copa de vino

Esta es una bebida alcohólica producto de la fermentación de  diferentes frutas, siendo más comúnmente usada par este fin la uva. Su elaboración data desde épocas antiguas. Se han encontrado numerosas pruebas arqueológicas que demuestran la ingesta de dicha sustancia desde el periodo neolítico. Desde entonces, ha pasado de generación tras generación, hasta convertirse en una rama gigantesca del mercado productor de comestibles.

Si, posee cualidades muy gratas para la salud. Pero estas solo se obtienen si se consume en dosis diarias muy mínimas como una copa de 200 a 250 ml al día. Cabe destacar que el consumo en exceso es altamente perjudicial.

Beneficios de una copa al día:

  • El alcohol etílico mediante un consumo en dosis moderadas incrementa el apetito.
  • Estimula la liberación de endorfinas, lo que es muy bueno para liberar el estrés y relajar la mente y el cuerpo.
  • Posee propiedades ansiolíticas, es decir que es tranquilizante en induce y favorece el sueño.
  • Contiene resveratrol, un componente que participa de manera eficaz en la disminución del colesterol malo o LDL.
  • Es un complemento adecuado para emplear en casos de anorexia u otros trastornos relacionado con la digestión.
  • En la edad media se utilizaba en dosis bajas para tratar enfermedades nerviosas, anemia y disentería.
  • Posee antioxidantes que retardan el envejecimiento de las células.
  • Su capacidad para movilizar las células grasas lo convierten en un gran aliado para bajar de peso, sin embargo si es consumido en exceso tiende a aumentar el tejido adiposo debido a la gran cantidad de calorías  que contiene.
  • Estudios demuestran que aquellas personas  que consumen una copa de vino al día reducen el riesgo de sufrir depresión.
  • Tiene propiedades astringentes que ayudan a desinfectar las encías y el paladar, así mismo previene y disminuye la incidencias de infecciones urinarias, entre otros.
  • Favorece la salud cardíaca, inhibiendo la formación de trombos.
  • Es rico en vitamina E, lo que favorece la salud de la piel, cabello y la purificación de la sangre.